Jul 1, 2018

Reflujo gástrico y plantas medicinales

El reflujo gástrico se desarrolla cuando la abertura muscular que comunica el esófago con el estómago (esfinter esofágico inferior, EEI) no funciona correctamente y no impide el pasaje de contenido estomacal hacia el esófago. El contenido estomacal, normalmente ácido “quema” las paredes internas del esófago produciendo la  conocida sensación de ardor o quemazón.
Ocurre con mayor frecuencia cuando se come con prisa, sin masticar adecuadamente. Otro factor importante es el tipo de comida, las frituras, las grasas saturadas y en general las comidas “pesadas”.  El azúcar, el alcohol y el café, de algún modo, aumentan la frecuencia y el caudal del reflujo. El fumar también se asocia con la aparición de reflujos gástricos.
Las opiniones técnicas están divididas en cuanto a una posible cura del funcionamiento del esfínter, es decir que recupere su estado normal y cierre adecuadamente el pasaje del contenido del estómago hacia el esófago. Esto sin desconocer que, normalmente, existe un pasaje de contenido gástrico hacia el esófago, bajo ciertas circunstancias.
Para evitar daños, lo que usualmente se controla es el grado de acidez del contenido estomacal, para que no dañe las paredes del esófago y no incremente o agrave las eventuales lesiones del esófago ya existentes, en pacientes con historia de reflujos. Como ya lo he comentado, soy o era uno de los “sufrientes” de reflujos y decidí (o decidimos con mi familia) seguir el consejo de un médico especialista. Una cápsula de lanzoprazol 30 mg. al día, a media mañana. Sí, un medicamento sintético. La evolución favorable en algo más de 1 año da la razón al médico.
Algo sumamente importante, si bien continúo con reflujos, el esfínter sigue sin actuar de forma apropiada, la severidad de los mismos es mucho menor y solamente se manifiestan cuando mi grado de estrés aumenta, o dicho de otra manera, cuando entro en un nivel de estrés mayor al normal. Esto es  algo que todo paciente de reflujos gástricos debería tener muy en cuenta.
El uso de plantas medicinales lo recomiendo como complemento para un tratamiento de este tipo, siempre con el aval del médico tratante. Plantas con propiedades antiácidas y reductoras de la producción de ácido clohídrico, están indicadas. Plantas protectoras y reparadoras de la mucosa digestiva, son útiles. Plantas con efecto digestivo y antiespasmódicas, ayudan. Y en especial, plantas con efecto tranquilizante, que disminuyen el nivel de estrés, son particularmente importantes.
Angélica (Angelica archangelica). Tiene una acción curativa sobre las paredes del tracto digestivo, por lo que está muy indicada y se ha utilizado, exitosamente,  desde hace mucho tiempo. Otras plantas relacionadas como el apio, el hinojo, la papaya y la zanahoria también tienen efectos similares.
Congorosa (Maytenus ilicifolia). Una de las plantas con mayor poder neutralizador del ácido clohídrico. Como ya lo he mencionado más de una vez, una decocción de sus hojas, bebida a intervalos regulares entre comidas, puede lograr una acción similar a la de los bloqueadores selectivos sintéticos. El problema es que no puedo recomendar una dosis exacta aún y sería ideal que un laboratorio desarrollara un producto de liberación controlada de su extracto.
Eneldo (Anethum graveolens). Una decocción de las semillas de esta planta ha venido siendo utilizada desde hace muchos años para curar o controlar problemas digestivos. No se recomienda su uso por mujeres embarazadas. El hinojo tiene cualidades similares.
Genciana (Gentiana officinalis). Una decocción de la planta bebida una media hora después de cada comida principal, es una ayuda al proceso digestivo y previene la aparición de los síntomas de reflujo gástrico.
Manzanilla (Matricaria chamomilla). Una infusión de unas pocas flores de manzanilla, luego de las comidas, es y ha sido una solución muy interesante. Tiene un efecto calmante y reparador a nivel local y además un efecto tranquilizante general.
Regaliz (Glycyrrhiza glabra). Los extractos de regaliz, utilizados en forma moderada, por sus efectos antiespasmódicos y reductores de la producción de ácido clohídrico, son importantes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no se recomienda su uso prolongado, al poseer varios efectos no deseados, entre ellos una elevación de la presión arterial.
Tilo (Tilia plathyphyllos). El uso de una infusión de hojas y flores de este árbol, casi a diario, permite un control excelente del nivel de estrés crónico, por lo que la aparición de reflujos disminuye en forma notoria.
Frutas como el kiwi, la papaya y la piña son digestivas y ayudan a aliviar problemas como los reflujos. Asimismo dietas a base de comidas con carnes blancas, cremas de leche simples, frutas y verduras, son beneficiosas.
La posibilidad de disminuir el uso de los medicamentos indicados para neutralizar la acidez del contenido gástrico debe ser evaluada siempre, habida cuenta de los posibles riesgos de un tratamiento continuado con bloqueadores de la acidez. Estoy intentando combinar ambos tratamientos mediante el uso intermitente del lansoprazol y su sustitución parcial por una decocción de congorosa, además de la ingesta diaria de infusiones calmantes. El hecho de haber reconocido los síntomas del estrés en mi organismo, me permiten determinar los días en los que el lansoprazol puede no ser necesario.
NUEVA SITUACION: Cinco años después mi reflujo casi ha desaparecido. Casi porque si abuso con comidas pesadas, tanto en cantidad como el calidad, algo de reflujo se manifiesta. Varias son las medidas y las he ido mencionando en los comentarios. Asimismo estoy recogiendo toda la información para volcarla en una publicación de próxima aparición.
NUEVO REPORTE: Ahora otros 5 años y ADIOS REFLUJO. La hernia hiatal aún existe aunque molesta muy poco. El esófago de Barrett es historia. En resumen, estoy escribiendo una publicación en la que detallo la forma en que he alcanzado este punto y estoy convencido que la mayoría de los pacientes pueden lograrlo también.

May 3, 2018

Así se trabaja, juntos por la salud

Un equipo de investigación de la Washington State University está trabajando en curas naturales junto a dispositivos biomédicos con la esperanza de lograr mejores resultados de salud para las personas con enfermedades óseas.

En este primer esfuerzo, el equipo mejoró las capacidades de crecimiento óseo con moldes de cerámica impresos en 3D, cuando se recubre con curcumina, un compuesto que se encuentra en la cúrcuma, un conocido condimento. Han publicado su trabajo en la revista, Materials Today Chemistry.

El trabajo podría ser importante para los millones de estadounidenses que sufren lesiones o enfermedades óseas como la osteoporosis.

El hueso humano incluye la formación de hueso y la reabsorción de células que se remodelan constantemente a lo largo de nuestras vidas. A medida que las personas envejecen, el proceso de reciclado de células óseas a menudo no funciona tan bien. Los huesos se vuelven más débiles y aumenta el riesgo de fractura. Muchos de los medicamentos utilizados para la osteoporosis funcionan al desacelerar o detener la destrucción del hueso viejo o al formar hueso nuevo. Si bien pueden aumentar la densidad ósea, también crean un desequilibrio en el ciclo de remodelación ósea natural y pueden crear huesos de baja calidad.

La cúrcuma se ha usado como medicina durante siglos en los países asiáticos, y se ha demostrado que la curcumina tiene capacidades antioxidantes, antiinflamatorias y formadora de huesos. También puede prevenir diversas formas de cáncer. Sin embargo, cuando se toma por vía oral como medicamento, el compuesto no se puede absorber bien en el cuerpo. Se metaboliza y elimina muy rápido.

Liderados por Susmita Bose, Herman y Brita Lindholm de la Escuela de Ingeniería Mecánica y de Materiales, los investigadores encerraron la curcumina dentro de un polímero hidrófilo, para que pudiera liberarse gradualmente de sus moldes de cerámica. La curcumina aumentó la viabilidad y la proliferación de nuevas células óseas y vasos sanguíneos en el tejido circundante, así como también aceleró el proceso de curación.

Bose espera que el trabajo conduzca a medicamentos que naturalmente crean hueso más saludable sin afectar el ciclo de remodelación ósea.

"Al final, es la calidad del hueso lo que importa", dijo.

Los investigadores continúan los estudios, observando el nivel de proteínas y celular para obtener una mejor comprensión de cómo funciona exactamente el compuesto natural. También están trabajando para mejorar la eficiencia y el control del proceso. El desafío con los compuestos naturales, dijo Bose, es que a menudo son moléculas orgánicas grandes.

"Tienes que usar el vehículo adecuado para la entrega", dijo. 

"Necesitamos cargar y liberarlo de forma controlada y sostenida. La química de la entrega del vehículo es muy importante".

Además de la curcumina, los investigadores están estudiando otros remedios naturales, que incluyen compuestos de aloe vera, azafrán, vitamina D, ajo, orégano y jengibre. Bose se centra en compuestos que podrían ayudar con los trastornos óseos, incluidos los que estimulan el crecimiento óseo o que tienen propiedades antiinflamatorias, de control de infecciones o anticancerígenas.

Comenzando con sus propios problemas de salud, Bose ha mantenido interés, desde hace mucho tiempo, en unir compuestos medicinales naturales con la medicina moderna. Ese interés aumentó después de que ella tuvo sus hijos.

"Como madre y con experiencia en química, me di cuenta de que no quería que mis hijos estuvieran expuestos a tantos químicos por cada enfermedad", dijo Bose. "Empecé a buscar remedios caseros".

Para sus alumnos, ella siempre enfatiza la vida saludable como la mejor manera de garantizar los mejores resultados de salud, incluyendo una alimentación saludable, un sueño adecuado, pasatiempos interesantes y ejercicio.

Washington State University. "Mix of natural cures, biomedical devices prompts bone health, growth." ScienceDaily. ScienceDaily, 3 
May 2018. 
<www.sciencedaily.com/releases/2018/05/180503101641.htm>.

Mar 20, 2018

Vejentud divino tesoro

Interesante aporte de Herbielatino
Vejentud divino tesoro
Hermosas palabras con las que el Dr. Rodolfo Tálice, científico uruguayo, tituló uno de sus muy buenos libros. Un hombre excepcional, médico e investigador, quien por unas pocas semanas no alcanzó los 100 años de edad. Mi muy modesto homenaje al utilizar sus palabras como título de esta entrada sin pedir permiso a sus familiares, en especial a su hija Francine.
Por mi parte y sin otra pretensión que personalizar este comentario, recuerdo un pasaje de una publicación en la que menciono mi primera experiencia conciente como adulto mayor.
“Durante muchos años debí encargarme de supervisar los cuidados de una persona muy mayor. Fuimos envejeciendo juntos, aunque solamente la veía envejecer a ella. El cuidado de mi persona se limitó a controlar algunos problemas de salud a medida que fueron apareciendo. Sucedió lo inevitable y al tiempo me encontré en el espejo con alguien bastante mayor que me sonreía. Recién entonces desperté a la realidad, “estoy envejeciendo” y pensé “debo hacer algo por mi mismo”. Y he de tomar ventaja de que esa transición, a mis espaldas, se produjo sin mayores alteraciones físicas o mentales.
No me preocupó entonces ni me preocupa ahora la etiqueta, adulto mayor, anciano, tercera o cuarta edad. De hecho siempre les tuve cariño a los ancianos y generalmente me he llevado bien con ellos, por lo que me dije “puedo llevarme bien conmigo mismo”. De modo que, utilizando una habilidad que aún conservo, me dediqué con ahinco a buscar información.”
Cada vez se van acumulando más evidencias sobre la posibilidad de recuperar órganos “avejentados”, inclusive el cerebro. No parece razonable desperdiciar esas posibilidades. Variados son los mecanismos que se proponen actuando sobre la mente y el cuerpo. No ignoro el papel relevante de la información genética que portamos y que condicionará gran parte de nuestros esfuerzos.
Me interesan en especial las evidencias de la contribución de las plantas, sea como alimentos o en forma de extractos o suplementos en cuanto a controlar los radicales libres a reducir la inflamación crónica y a controlar el estrés crónico o distrés. He probado y aún estoy probando algunas de ellas con resultados más que interesantes. De ahí que quisiera compartir algunas de las conclusiones. No son resultados científicos, son meramente empíricos y personales, pero créanme son concluyentes.
En mi opinión hay tres problemas de salud que deben ser controlados con prioridad, la oxidación sin control (lipídica, del ADN y otras), la inflamación crónica y el estrés crónico. Para ello existen plantas con propiedades antioxidantes que evitan deterioros, varios y recuperan muchas de las funciones orgánicas, las plantas antiiflamatorias que controlan un enorme problema silencioso y plantas anti estrés que disminuyen el desgaste por exceso de preocupaciones y cansancio tanto físico como mental.
Estas desviaciones del funcionamiento normal del organismo explican la aparición de la gran mayoría de enfermedades crónicas y controlarlas a tiempo logra evitarlas en muy buena medida.
Plantas con propiedades antioxidantes, ajo, cardo mariano, centella asiática, equinácea, ginkgo, ginseng, olivo, onagra, orégano, tomillo, verdolaga. Algunos hongos.
Plantas antiinflamatorias, carqueja, cúrcuma, malva, manzanilla, áloe vera, jengibre, salvia, uña de gato.
Plantas antiestrés, mencionando algunas de las que recomiendo como actuando desde varios ángulos. Adaptógenas: angélica, guanábana, astrágalo, centella, eleuterococo, guaco, albahaca morada, ginseng, rodiola y suma.
Tranquilizantes: hipérico, kava, lúpulo, manzanilla, melisa, pasionaria, rauvolfia, tilo y valeriana.
Antioxidantes: brócoli, cacao, cebada orégano, tomillo y uva. Inmunoestimulantes: cayena, equinácea, lapacho, regaliz, sello de oro y uña de gato.
Digestivas: alcaucil, angélica, boldo, cedrón, hinojo, manzanilla, menta, etc.
Resumen
Después de toda esta catarata de plantas seguramente resulta difícil concluir que hacer. Puedo ir aportando opiniones que ayuden a probar alguna de las posibles soluciones.
Las plantas actuales jengibre (con miel), cúrcuma con pimienta y aceite de oliva, tilo, té verde y carqueja, semillas de lino y sésamo, frutas secas.
Otra opción de momento en espera. Una infusión de ginseng (o talvez de suma o rodiola), una infusión de valeriana (o manzanilla o melisa), una decocción de orégano y tomillo y una infusión o decocción rápida de uña de gato. El ginseng y la uña de gato en la mañana, el orégano y tomillo una hora después del almuerzo y la valeriana una hora antes de acostarse.
Por supuesto que el planteo actual no excluye la importancia de:
Mentalización
Alimentación
Ayunos
Ejercicios
Descansos
Sociabilización
Manualidades
En especial LA MENTE, ejercitarla, descansarla, aprovecharla. Pensamiento positivo. Una serie de análisis y de conclusiones fuera del alcance de esta entrada, pero que recomiendo sean analizadas en forma continuada. En mi publicación Me Propongo, lo analizo de una forma parcial, adecuada a mis valores. Puede ser una guía sencilla.

Jul 9, 2017

Un pigmento para la inflamación

Una reciente comunicación científica agrega información sobre la inflamación crónica y la posibilidad de controlarla mediante el consumo. En este caso con un pigmento amarillo del grupo de los carotenoides. 

La luteína, un nutriente que se encuentra en varias frutas y verduras de colores fuertes, puede suprimir la inflamación, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Linkoping, Suecia. Los resultados, publicados en Atherosclerosis, sugieren que la luteína tiene efectos antiinflamatorios en pacientes con enfermedad coronaria. Esto importa porque la inflamación es un factor clave en muchos tipos de enfermedad coronaria, como el infarto de miocardio y la angina, ya que se mantiene aún después de un tratamiento adecuado.

Investigaciones anteriores han sugerido que nuestra dieta influye en los procesos inflamatorios en el cuerpo. Un grupo de sustancias que pueden ser interesantes son los carotenoides. "Nuestro estudio confirma que un determinado carotenoide, la luteína, puede suprimir la inflamación a largo plazo en pacientes con enfermedad coronaria. También hemos demostrado que la luteína es absorbida y almacenada por las células del sistema inmunológico en la sangre", dice Rosanna Chung, del Departamento de Ciencias Médicas y de Salud en la Universidad de Linkoping.

"Los pacientes estaban recibiendo el mejor tratamiento posible para su enfermedad de acuerdo a las guías clínicas, pero aún así, muchos de ellos tenían una inflamación persistente. Al mismo tiempo, los pacientes tenían niveles más bajos de luteína", dice Lena Jonasson.

Esto llevó a los investigadores a investigar si la luteína puede influir en las células de la sangre que están involucradas en los procesos inflamatorios. Recolectaron células del sistema inmunitario de la sangre de pacientes con enfermedad coronaria. Ellos encontraron que la actividad inflamatoria de las células se hizo significativamente más baja cuando se trataron con luteína.

Los investigadores ahora planean investigar si el aumento de la ingesta de alimentos ricos en luteína tiene un efecto positivo en el sistema inmunológico en pacientes con enfermedad coronaria. Las verduras con hojas de color verde oscuro, como las espinacas, son particularmente ricas en luteína.

Universidad de Linköping. "El agente colorante vegetal luteína puede suprimir la inflamación." Ciencia diaria. ScienceDaily, 5 de julio de 2017. <www.sciencedaily.com/releases/2017/07/170705105257.htm>.

Apr 10, 2017

Controlar el colesterol, otro se puede, Herbielatino


Es realmente excitante y enriquecedor poder utilizar lo que la naturaleza nos ofrece y que ha sido descubierto por civilizaciones que increíblemente llamamos atrasadas o primitivas.

Sustancias que son meramente metabolitos secundarios de las plantas y que tienen funciones variadas, de protección, de atracción, de defensa y que podemos utilizar para mejorar nuestra salud de forma importante y a un costo ridículo, o aún sin costo directo, ya que son alimentos que cumplen esa otra función.

Casi con 75 años y con un historial médico de problemas vasculares (ateromas, claudicación, aneurisma), lograr un perfil lipídico como el que presento en el cuadro siguiente, es poco creíble. Sin embargo es la realidad.


perfil lipídico 2-17

Cifras lograda en pocos meses de consumo de alimentos y extractos simples, al alcance de todos (o de casi todos), que representaron un cambio para nada radical de mi alimentación. No son todas las posibilidades que tenemos a mano, son aquellas que me vinieron mejor, ya que poseen otras propiedades beneficiosas que estaba y estoy contemplando.

Frutas y verduras variadas integrando los almuerzos diarios, sea como comida o postre principales o como acompañamiento. Su contenido en polifenoles los hace imprescindibles. Su capacidad antioxidante es fundamental, la modulación de diferentes enzimas explica buena parte de su actividad. Específicamente mejoran el perfil lipídico y disminuyen la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL). Son asimismo antiinflamatorios e intervienen en la apoptosis celular en las paredes arteriales.

Frutas y verduras que contienen un elevado contenido en fibras, solubles e insolubles que colaboran en la disminución del colesterol sanguíneo, al inteferir con su absorción en el intestino.

Tres a cuatro veces a la semana copos de avena, fuera de hora. Motivo, los betaglucanos presentes en la avena reducen el total de bilis circulando en sangre, por lo que la digestión de las grasas se enlentece y se reduce el colesterol sanguíneo.

Está comprobado que una dieta rica en aceite de oliva colabora en la remoción del exceso de colesterol, mediante el aumento del colesterol bueno. Ahora, teniendo en cuenta que el agregado de este aceite no es sencillo, cuando se comparten los alimentos, decidí consumirlo antes del almuerzo (un par de cucharadas grandes) y aprovechando la ocasión, con el agregado de 1 gramo de cúrcuma en polvo, con una pizca de pimienta negra. La cúrcuma (potenciada con la pimienta) es un importante antiinflamatorio.

Una suspensión de semillas de lino en agua, mantenida en refrigerador, que una a dos veces por semana ingiero, sin intentar saborear. Al igual que el vinagre de manzana, que agrego antes de consumir todo (taza chica). El complemento de omega 3 en cápsulas es algo que me permito, saliendo de la norma.

Frutas secas, nueces, semillas de girasol. maníes, están a la orden.

El té verde merece un comentario extra. Sus propiedades son excelentes, cada día se publica un hallazgo nuevo. Lo he adoptado por ser antioxidante, por bajar el colesterol y especialmente  porque enlentece el aumento de tamaño de los aneurismas arteriales.

Teniendo en cuenta las variaciones en los niveles de estrés, que se dan más por factores externos, que propios, recurro a infusiones tranquilizantes como melisa, tilo,  o valeriana. Como una tarea diaria más, los ejercicios. Una mezcla de aeróbicos fuertes y pesas relativamente livianas. Tarea pensada no solamente en su beneficio sobre los niveles de colesterol, sino en relación a todo lo que se logra en la difícil y entretenida tarea de enlentecer o hacer saludable el envejecimiento. Y para dejarlo caer, la meditación.

Sep 10, 2016

Una mezcla de plantas utilizadas en China matan células cancerosas

Investigadores de la Universidad de Adelaida, Australia han demostrado que una mezcla de plantas utilizadas desde hace muchos años en la medicina tradicional china, logran matar células cancerosas. 

La noticia de por si es importante, aunque si le agregamos que los autores establecen "los componentes por separado no presentan una actividad destacada, es la combinación de los diferentes componentes la que logra esa eficacia mencionada, amén de presentar menores efectos secundarios". 

Aseguran que es uno de los primeros estudios científicos que demuestran la actividad molecular de un conjunto de compuestos extraídos de plantas. Esto mediante la utilización de un método que denominan "sistema de aproximación biológica" que intenta tomar en cuenta todos los aspectos medibles antes que enfocarse en una sola variable. 

Más allá de tratar de entender esta metodología, lo que me importa destacar es el reconocimiento de una ciencia muy antigua, que ya aceptaba y disfrutaba de las propiedades de varias plantas en conjunto, sin tratar de utilizar la muy occidental costumbre de aislar todo y utilizar principios activos separados. Creo que pensando más en las patentes que en los pacientes.

Este trabajo es uno de los que se enmarcan en una política de comprender la medicina tradicional china y la posibilidad de integrarla con la medicina occidental. Enorme desafío.

Profundizando un poco más en el trabajo, los investigadores reconocen que el conjunto de plantas actúan sobre los mismos mecanismos de expresión de genes que la quimioterapia occidental, aunque actuando sobre diferentes genes. Ambos grupor de genes regulan los ciclos celulares de división y muerte y los principios vegetales favorecen el mecanismo de muerte celular.

Complicado es poco  y la idea es solamente un llamado de atención sobre esta tendencia científica, acercar las culturas con un fin, salvar o mejorar vidas humanas.

Obtenido de:

University of Adelaide. "How Chinese medicine kills cancer cells." ScienceDaily. 

ScienceDaily, 8 September 2016. <www.sciencedaily.com/releases/2016/09/160908084319.htm>.